viernes, 17 de mayo de 2013

unas pocas líneas...

La atención parejamente flotante implica soportar el balbuceo errante, el propio. Dimensión del enigma, del desanudamiento de la certeza que guía al analista en su acto. Paradoja... La sesión analítica es todos los tiempos: de generaciones pasadas, tiempo otro, tiempo de la sesión, tiempo de espera, tiempo del sueño, del deseo que al historizarse traza coordenadas de futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada